César Hinostroza: “Nuestro amigo el gordito me entrega lo demás”

Cuestionado juez supremo coordinó con el empresario Antonio Camayo la entrega de pases para ver la selección peruana en el mundial

El suspendido juez supremo, César Hinostroza Pariachi, y el detenido empresario, Antonio Camayo, vuelven a ser protagonistas de último audio difundido por la prensa. En la conversación, el magistrado hace mención a la persona que le habría facilitado las entradas para los partidos de la selección peruana en el Mundial Rusia 2018.

Audio difundido por Canal N, expone a Hinostroza refiriéndose a un tal “Gordito” quien tendría menciones en audios anteriores y habría sido identificado como el Presidente de la federación Peruana de Fútbol (FPF), Edwin Oviedo.

“Hay una agencia de viajes, de mi amiga que me ha mandado, la posibilidad de comprarle a ella. Ella está vendiendo. […] Solamente para un partido nomás pues ¿no? Para que me den la visa, entre comillas, para poder entrar. Si no, no puedo entrar. Y allá en el lugar, ya hemos quedado que ahí me entrega nuestro amigo el Gordito lo demás. ¿No?”, explica Hinostroza al controvertido Antonio Camayo.

Recordemos que César Hinostroza ya había sido expuesto coordinando su participación en el evento deportivo junto al gerente general de Iza Motors así como la venta de entradas de los partidos de la ‘Blanquirroja’.

Transcripción del audio

CH: Sí, disculpa. Me había olvidado consultarte. El tema de lo mío y de mi esposa. ¿Recuerdas ese tema que estábamos hablando?
AC: Sí
CH: Que tenemos que ir por otro lado.
AC: Sí.
CH: Hay una agencia de viajes, de mi amiga que me ha mandado, la posibilidad de comprarle a ella. Ella está vendiendo.
AC: Ya perfecto.
CH: Solamente para un partido nomás pues ¿no? Para que me den la visa, entre comillas, para poder entrar. Si no, no puedo entrar. Y allá en el lugar, ya hemos quedado que ahí me entrega nuestro amigo el gordito lo demás. ¿No?
AC: Claro. Así es.
CH: Capaz nos reunimos esta semana. Pregúntale un ratito, para concretar estas cosas.
AC: Mañana nos juntamos en mi casa.
CH: Ya. ¿A qué hora?
AC: A las 8. Ocho y media.
CH: En la noche.
AC: En la noche. Sí pues.
CH: Ya de una vez hermano. A las ocho.
AC: Sí.
CH: Chau, chau.

TAMBIÉN PUEDES LEER: