Casinos y máquinas tragamonedas deberán pagar el ISC desde el 2019

Impuesto se aplicará por cada aparato que se encuentre en explotación. También se basará en nivel de ingreso mensual que generen.

A partir del 1 de enero de 2019, los juegos de casino y las máquinas tragamonedas deberán pagar el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC), según lo establece el Decre­to Legislativo 1419 publicado ayer por el Poder Ejecutivo.

La norma explica que bus­ca incorporar dentro del ámbito de aplicación del ISC a ambos juegos, teniendo en cuenta que el consumo de estos servicios de la indus­tria del juego genera exter­nalidades negativas.

“De este modo, además, se coadyuva a la coherencia y homogeneización de la tri­butación sectorial del jue­go”, precisa la normativa.

Al respecto, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) apuntó que a nivel inter­nacional, esta actividad no se permite o se encuentra fuertemente regulada, gra­vándola con un impuesto a la actividad y un Impuesto al Consumo (el Impuesto General a las Ventas o el ISC).

Proceso de aplicación

De acuerdo con la norma, las operaciones gravadas apli­carán a los juegos de azar y apuestas, tales como juegos de casino, máquinas traga­monedas, loterías, bingos, ri­fas, sorteos y eventos hípicos.

En cuanto a los juegos de casinos y máquinas traga­monedas, el impuesto se determinará aplicando un monto fijo por cada mesa de juegos de casino y por cada máquina tragamone­das que se encuentren en explotación.

De igual manera, en am­bos casos el impuesto que se aplicará será según el nivel de ingreso neto men­sual de cada aparato (má­quina tragamoneda y mesa de juego de casino).

Para el caso de las loterías, bingos, rifas, sorteos y even­tos hípicos, el impuesto se aplicará sobre la diferencia que resulta entre el ingreso total percibido en un mes por los juegos y apuestas, y el total de premios conce­didos en dicho mes.

Otras medidas

Además de esta medida, el Gobierno también emitió otros decretos legislativos en materia tributaria, la cual de acuerdo al MEF, ten­drán un impacto positivo sobre la inversión.

Entre ellas destaca un ré­gimen de recuperación del IGV para las empresas con ingresos menores a 300 UIT, equivalente a S/ 1’245,000. A este régimen se pueden aco­ger todos los contribuyentes pertenecientes al Régimen General o al Régimen MYPE Tributario con ingresos me­nores a 300 UIT, precisó la cartera de Economía.

De igual manera, se esta­blece el crédito indirecto contra el Impuesto a la Ren­ta (IR), lo que permitirá que el inversionista nacional pueda utilizar el impuesto que su subsidiaria paga en el extranjero por sus rentas empresariales, como crédi­to contra el Impuesto a la Renta. “De esta manera, se reduce la excesiva carga tri­butaria ocasionada por la doble imposición”, precisó el portafolio de Economía. ❖

DATO:

La emisión de estos decre­tos legislativos se realiza en el marco de las facultades legis­lativas otorgadas por el Con­greso al Poder Ejecutivo. Dicha facultad culmina el próximo lunes 17 de setiembre.

TAMBIÉN PUEDES LEER: