Buscan contenedor enterrado con abundante dinero mal habido

Testigos indican que dinero aún está enterrado.

Un operativo en busca de un contenedor enterrado con dinero se lleva a cabo este do­mingo en un campo en la Pa­tagonia argentina, propiedad de un empresario allegado a los expresidentes Néstor y Cristina Kirchner, algo que ya se había hecho en 2016.

El procedimiento ordenado por el juez federal Claudio Bonadio comenzó el sábado y continuó este domingo.

Bonadio investiga los su­puestos sobornos en la obra pública en la causa conocida como “los cuadernos de la corrupción”, en la que están implicados la exmandataria Kirchner (2007-2015) y dece­nas de empresarios.

La decisión de volver a bus­car dinero físico en este terre­no árido, que ya había sido excavado en 2016 con resulta­do negativo por orden de otro juez, surgió del relato de tres testigos que habrían vuelto a señalar el sitio como el elegi­do para esconder el dinero no declarado.

El campo “Cruz Aike”, a unos 50 kilómetros de El Calafate, una villa turística frente al glaciar Perito More­no, pertenece al empresario Lázaro Báez, detenido des­de abril de 2016 por el juez Sebastián Casanello que lo acusa de haber lavado 60 millones de dólares entre 2010 y 2013.

Por una demanda del pro­pio Báez, Casanello citó a Kir­chner a indagatoria para el 18 de septiembre próximo. La causa en la que está acu­sado el empresario ya fue elevada a juicio oral y tiene fecha probable de inicio en noviembre.

Excajero de un banco, Laza­ro Báez creó un imperio de negocios en Santa Cruz (2.500 kilómetros al sur de Buenos Aires), donde ganó licitacio­nes petroleras y de obras pú­blicas durante los gobiernos kirchneristas.

El empresario es dueño de varias decenas de departa­mentos, además de casas y te­rrenos. Entre sus propiedades figuran unos 25 campos por un total de 400.000 hectá­reas en la Patagonia.

TAMBIÉN PUEDES LEER: