Actualidad

Alerta: cada año se reportan unos 1,200 suicidios en el Perú

By Edson Henriquez

September 08, 2018

Escrito por Josselyn Revilla

El último jueves, una estudiante de la Universidad Privada del Norte se quitó la vida tras lanzarse del quinto piso del campus de esa casa de estudios en Los Olivos. Esta realidad es más frecuente de lo que puede parecer. Al año, alrededor de 1,200 personas toman esta fatal decisión en el Perú. La mayoría de ellas son jóvenes.

Así lo informó a diario Exitosa el especialista Freddy Vásquez, jefe del programa de Prevención de Suicidios de Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado-Hideyo Noguchi, en el marco del Día Mundial de Prevención del Suicidio (10 de setiembre). “Esta cifra significa que, cada día, de tres a cuatro personas se quitan la vida en nuestro país”, aseveró.

FALTA MÁS POR HACER

De otro lado, el caso de las personas que intentan acabar con sus días y sobreviven es igual o más alarmante. Si bien ayer el Ministerio de Salud (Minsa) reveló que en lo que va del año se ha registrado un total de 1,384 intentos de suicidio, para el especialista Freddy Vásquez la cifra sería mayor.

La razón es que existen incidentes que no son contabilizados, sobre todo en el interior del país, explica. “En el caso de los intentos de suicidio, esta tasa es aún más alta; de 10 a 30 veces mayor”, precisó. Por ello, indicó que todavía queda mucho por hacer para conocer la magnitud real del problema.

LOS MÁS VULNERABLES

Por su parte, el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades del Minsa elaboró un estudio sobre este tipo de conductas y tomó como base 355 intentos de suicido.

La investigación reveló que tres de cada cinco personas que trataban de quitarse la vida eran mujeres. El análisis, cuyos resultados fueron presentados ayer, apunta como más vulnerables a los jóvenes de entre 20 a 29 años, con 33.2%; seguido por las personas de 10 a 19 años, con 33.98%. Otro dato igual de interesante es que un tercio de ellos aseguró que ya lo había intentado en otras oportunidades, algunos una vez y otros más de dos.

PASADO VIOLENTO

Para Vásquez, se trata de grupos que provienen de hogares disfuncionales. “Ellos también son víctimas, son abusados, ya sea física o sexualmente. Este maltrato pudo ocurrir cuando eran niños”, anotó. De acuerdo con la investigación, más de la mitad de los casos arrastran un pasado de violencia, ya sea psicológica (31.3%), física (13%), sexual (7.9%) o sufrieron negligencia (1.4%).

Asimismo, según el estudio, los principales motivos que llevan a una persona a suicidarse están relacionados a problemas de pareja, con los padres, de salud mental, entre otros. En este último punto, las autoridades del Minsa mencionaron trastornos depresivos, de personalidad, esquizofrenia e incluso alcoholismo.

Al respecto, el jefe de la Dirección Ejecutiva de Salud Mental del Ministerio de Salud, Manuel Escalante, lamentó la alta tasa de abandono del tratamiento que hay en el país.

Para reducirla, anunció que, en cumplimiento de la Ley N°29889, el Ejecutivo ampliará el número de centros de atención comunitarios a 300 en el año 2021 (hoy existen 48), además los centros de rehabilitación psicosocial y laboral se sumarán a esta estrategia. “Los especialistas también visitarán a los pacientes en sus casas para hacerle seguimiento a los casos”, finalizó.

LAS PRINCIPALES CAUSAS

El vocero del Centro de Epidemiologia, Protección y Control de Enfermedades, Willy Ramos, detalló que el método más utilizado por las personas con conductas suicidas es el uso de venenos como plaguicidas u órganos fosforados, con 42%. Le siguen la intoxicación por medicamento (37%), arma blanca (13.8%), ahorcamiento (2.8%), lanzamiento al vacío (2%), entre otros.

SEÑALES DE ALERTA

El psiquiatra Freddy Vásquez, del Instituto de Salud Mental Honorio Delgado-Hideyo Noguchi, detalló que una persona con conducta suicida manifiesta ciertos indicativos que los padres y profesores deben tomar en cuenta. “Empieza a faltar a clases, no cumple con las tareas o trabajos, no participa en grupo y deja de comunicarse con los demás”, explicó. Asimismo, sostuvo que parte de los jóvenes y adolescentes empiezan con autolesiones en los brazos como una forma de aliviar su dolor psíquico y la pena que sienten.