Mariachis asesinan a cinco y hieren a ocho

Atacantes abrieron fuego en la céntrica Plaza Garibaldi, donde multitudes asisten a espectáculos musicales. Delincuentes fugaron en motos.

Balacera. Atacantes abrieron fuego en la céntrica Plaza Garibaldi, donde multitudes asisten a espectáculos musicales. Delincuentes fugaron en motos.

Cinco personas murieron y ocho resultaron heridas, in­cluido un extranjero, en un ataque a balazos lanzado por hombres vestidos de maria­chis en la Plaza Garibaldi de Ciudad de México, donde se reúnen multitudes a escu­char música, informaron au­toridades locales este sábado.

“Suman cinco personas fa­llecidas por los hechos ocu­rridos en Plaza Garibaldi. En el lugar fallecieron tres hom­bres y dos mujeres en el hos­pital”, informó en un comu­nicado la fiscalía capitalina.

Ocho personas más están heridas, entre ellas un ex­tranjero cuya nacionalidad no ha sido precisada, pero que según la prensa local se­ría salvadoreño.

El ataque fue lanzado poco antes de las 22H00 del vier­nes por individuos vestidos de mariachi, que se dieron a la fuga a bordo de tres mo­tocicletas.

Según el jefe de la Policía, se trató de un ataque directo. “Varias personas se encon­traban conviviendo en este lugar y otros sujetos los ataca­ron de manera directa”, dijo a la prensa el secretario de Se­guridad Pública de la capital, Raymundo Collins.

¿Ajuste de cuentas?

Medios locales han difundido un video que aseguran es de cámaras de seguridad y que muestran cómo tres presun­tos atacantes eran esperados por otros tres individuos a bordo de motocicletas para darse a la fuga.

Tras las primeras indagato­rias, la fiscalía encontró que dos hombres fallecidos, de 36 y 46 años, tenían antece­dentes penales por robo, y el segundo de ellos además por delitos “contra la salud”, es decir relacionados con narcotráfico.

La Plaza Garibaldi está en el centro de la capital y por la noche reúne a multitu­des, con numerosos turis­tas extranjeros incluidos, que escuchan música de mariachi o visitan los res­taurantes vecinos.

Este sábado Garibaldi lu­cía como cualquier otro día, con los mariachis cantando y los restaurantes empe­zando a abrir sus puertas al llegar la tarde, aunque el ataque era objeto de co­mentarios de preocupa­ción, constató la AFP.

Operativo entre música

En la plaza y sus alrededores se desplegaron varias patrullas,  ambulancias y policías. También llegaron ambulan­cias y expertos forenses. En el sitio se han localizado unos 60 casquillos percutidos. Pero el ataque pareciera no haber causado mayor impac­to entre la gente.

Videos de portales de noti­cias tomados tras la balace­ra muestran a numerosas personas y se escucha la música y la bulla que carac­teriza a esta popular plaza, donde grupos de mariachis ofrecen sus servicios en el si­tio o contratados para ame­nizar fiestas.

Las autoridades no han pre­cisado el posible móvil del ataque en pleno centro de la capital mexicana, que hasta hace poco había permaneci­do al margen de este tipo de violencia que golpea a otros estados con presencia del cri­men organizado.

La violencia ligada al cri­men organizado en Méxi­co deja más de 200,000 muertes violentas desde diciembre de 2006, cuando el gobierno federal lanzó un polémico operativo militar antidrogas, según cifras ofi­ciales que no precisan cuán­tos casos estarían ligados a hechos criminales.

TAMBIÉN PUEDES LEER: