Macri lanza un duro ajuste fiscal para paliar la crisis

El mandatario argentino redujo los ministerios y anunció el impuesto a las exportaciones, pero no calmó a los mercados.

Medidas de austeridad. El mandatario argentino redujo los ministerios y anunció el impuesto a las exportaciones, pero no calmó a los mercados.

Argentina adoptará nuevos impuestos a las exportacio­nes y reducirá el tamaño del Estado, en pos del equilibrio fiscal con el que busca en­frentar una crisis económica, mientras renegocia con el Fondo Monetario Internacio­nal (FMI) las condiciones de un programa de ayuda de 50,000 millones de dólares. “Tenemos que hacer todos los esfuerzos por equilibrar las cuentas del Estado”, dijo el presidente Mauricio Ma­cri en una alocución en la que pidió a los argentinos enfrentar juntos las dificul­tades. “Esta crisis no es una más, tiene que ser la última. Tenemos todo para salir ade­lante”, enfatizó Macri.

Incertidumbre en los inversores

Argentina busca recortar su déficit presupuestario para convencer a los nerviosos inversores de que no ha­brá ningún problema para pagar su deuda. Pero los anuncios no calmaron a los mercados y en la jornada el peso perdió 2,74% para ce­rrar 39,04 por dólar.

El ministro de Economía, Nicolás Dujovne, explicó que se dejará atrás la meta de déficit fiscal de 1,3% para 2019 para comprometerse con el equilibrio a partir de ese año. “Bajando el déficit bajamos nuestra necesidad de emitir deuda”, dijo en una rueda de prensa.

El ahorro fiscal del año próximo será de unos 6,000 millones de dólares, calculó. La meta de déficit fiscal en 2018 es ahora de 2,6% del PIB, equilibrio en 2019 y superá­vit de 1% en 2020. Según la firma ING Economics, si con estos anuncios no estabiliza la moneda, “será necesario contemplar opciones más drásticas, como por ejemplo un control de capitales”.

Hoy Dujovne expondrá a la directora del FMI, Christi­ne Lagarde, los detalles del nuevo compromiso que Argentina asume a cambio de acelerar los desembolsos previstos para 2019 y 2020. No obstante, la decisión de acudir al FMI, un organismo que casi nunca ha tenido buenas experiencias en Ar­gentina, motivó numerosas protestas.

El regreso de las retenciones

Entre las nuevas medidas, se decidió aplicar nuevos impuestos a las exportacio­nes y se redujo la cantidad de ministerios de 22 a 10. Dujovne también anunció que se impondrá tasas a la exportación del 10% para productos primarios (sin valor agregado). El anuncio impactará principalmente en el campo, el principal ex­portador del país. También habrá una tasa del 7,5% para el resto de los productos exportados. Dujovne expli­có que ese impuesto será transitorio. Por cada dólar exportado se tributará un adicional de entre tres y cuatro pesos.

Al asumir, el gobierno de Macri había prometido eli­minar gradualmente las llamadas “retenciones” a la exportación, que fueron una importante fuente de ingre­sos durante el kirchnerismo y llevaron a una confronta­ción entre el gobierno de Cristina Fernández de Kirch­ner y los grandes referentes del campo. Macri dijo que sabe que las retenciones a la exportación son un “impues­to malo”, pero pidió com­prensión, pues se trataba de una emergencia.

 

 

 

 

 

 

TAMBIÉN PUEDES LEER: