OPINIÓN | Dennis Falvy: Mi derecho a expresarme y a opinar

 Recibí recién el lunes en la tarde una notarial de la Sra. Prialé, que la envió a un do­micilio en el cual ya no vivo por meses...

Recibí recién el lunes en la tarde una notarial de la Sra. Prialé, que la envió a un do­micilio en el cual ya no vivo por meses.

Pedía que retire de in­mediato las afirmaciones falsas, vejatorias y difama­torias, que ella supone se han vertido en el artículo titulado “Analizando las AFP en serio” del 6 de agos­to pasado.

Extrañamente la notarial repite argumentos simila­res a los que tuve que res­ponder en enero del año pasado, ante una notarial de esta misma persona. El link en el cual ustedes pueden leer la respuesta es: https://otrosyfinanzas. lamula.pe/2017/01/05/res­puesta a una carta -nota­rial/lúcuma/ que está col­gada en el google del Blog La Mula.pe.

Allí y de manera extensa se le explicó a la Sra. Prialé, que estaba equivocada y le señalaba en uno de los pá­rrafos de la contestación:

“Eso sí, no me dé clases de Constitución señora, respetos guardan respetos. Allí si usted muestra una arrogancia que es compli­cada de entender, pues en mi experiencia esas inter­pretaciones son de parte y tienen que ver a veces con discusiones en el propio TC por horas, de gente de la especialidad constitucio­nal. Así que yo sí considero ese párrafo insultativo a mi persona, pues usted no es constitucionalista y me está señalando que yo no entiendo el tema. No me subestime. Más bien us­ted me está calumniando, pues yo no tengo ningún antecedente público de misoginia o trato inacepta­ble a mujeres o si se quiere aversión o desconfianza a las mujeres. ¿De dónde sacó usted tamaña calum­nia a mi persona? ¿No me diga que fue por el aconte­cimiento de hace unos 13 años, que ha quedado claro que fue en su mayoría ter­giversado, como lo probé a nivel de todo el sistema judicial”.

La Sra. vuelve el la recien­te notarial, a usar similares argumentos en el sentido de que yo hago afirmacio­nes graves en la columna al escribir:

“En el otro lado hay que mirar lo que ganan las AFP año a año, lo que debe ganar Prialé y asimismo quién se financia con los fondos: el gobierno, em­presas que califica, bancos y el 50% de finanzas extran­jeras. Y aquí la Sra. Prialé se siente orgullosa, le preo­cupa la vejez, quiere subsi­dios y raja de la ONP. Bien cínica la señora”, ¿no?

No encuentro en ello nada que afecte su honor y reputación.

Más bien persiste en se­ñalar, sin prueba alguna, de que los artículos suscri­tos por mi persona, tienen connotaciones cargadas de misoginia y trato inacepta­ble hacia las mujeres (sic).

Eso es difamatorio y no se atiene a la verdad.

Le requiero que al menos presente unos cuantos artí­culos que prueben los que he escrito en los últimos años en diversos medios que prueben ese aserto.

Esa es mi opinión perso­nal y nadie me lo va a impe­dir, pues creo en la libertad de prensa irrestricta. ❖

TAMBIÉN PUEDES LEER: