OPINIÓN | Luis Angeles Laynes: ¿Y el caso Odebrecht?

El ruido del escándalo de los audios que ha desatado una crisis en el sistema judicial del país ha sido tan fuerte que ha ensordecido al quizá más sonado caso de corrupción.

El  ruido del escándalo de los audios que ha desatado una crisis en el sistema judicial del país ha sido tan fuerte que ha ensordecido al quizá más sonado caso de corrupción registrado en el país, como el de Lava Jato, el del pago de coimas de la constructora Odebrecht y otras empresas brasileñas a políticos y autoridades peruanas para ganar licitaciones de grandes obras.
La difusión de las grabaciones que comprometen al presidente de la Corte de Justicia del Callao, Walter Ríos, al vocal supremo César Hinostroza Pariachi, y a tres miembros del Consejo Nacional de la Magistratura, se dio en momentos en que el caso Lava Jato estaba entrampado al haberse paralizado la colaboración eficaz de Odebrecht.
Hasta antes del escándalo de los audios, se anunció que el fiscal Hamilton Castro se iba a reunir con representantes de Odebrecht en el Perú para llegar a un acuerdo a fin de reanudar la colaboración y que Jorge Barata siga declarando a los fiscales peruanos; cita que sin embargo no se realizó.
Sería bueno conocer si el fiscal Castro viajó a Brasil y en qué quedaron sus intentos por destrabar la colaboración eficaz de Odebrecht, pues no olvidemos que juristas y parlamentarios han alertado que el silencio de Barata y otros exejecutivos de la constructora brasileña terminará favoreciendo a quienes están involucrados en este caso de corrupción. Es decir, a los expresidentes Pedro Pablo Kuczynski, Ollanta Humala, Alan García y Alejandro Toledo, así como a la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, y a la exalcaldesa de Lima, Susana Villarán, investigados por presuntamente recibir aportes económicos para sus campañas electorales o supuestas coimas por la licitación de grandes obras públicas.
Ante el nuevo escándalo, nadie habla por ahora del caso Lava Jato. En los próximos días, Pablo Sánchez dejará el cargo de Fiscal de la Nación. Él dijo que el proceso de colaboración de Odebrecht no corre peligro, pero se desconoce si oficialmente se ha llegado a un acuerdo con Brasil para que los representantes de la constructora sigan respondiendo a las autoridades peruanas.
La atención del país está puesta en el escándalo de los audios, pero nada debe evitar que el caso Lava Jato siga siendo atendido con el interés debido, porque tan importante es el primero como el segundo. En ambos está en juego la dignidad del Perú frente a un flagelo como la corrupción, que debe

TAMBIÉN PUEDES LEER: